Hace un año de muchas cosas

Publicado por · 1 Comentario 

Este mes se cumple un año de muchas cosas. Es increíble lo deprisa que pasa el tiempo, y la sensación de que todo ha ido muy rápido pero que sin embargo ha estado lleno de acontecimientos y actividades.

047 - Opera House Hace un año estaba trabajando en Australia. Si bien la experiencia personal ha sido irrepetible, ha supuesto una interrupción muy importante de mi trabajo habitual: intentar sacar nuevos servicios y productos de software en el difícil mercado del agua y el medio ambiente.

Hace un año comencé a preguntar sobre programas MBA. Ha sido un trayecto muy largo pero estoy admitido y listo para comenzar en una gran escuela. Debo de ser un tipo raro, porque ante la pregunta de “¿no es muy caro y ocupa mucho tiempo?” mi respuesta suele ser “¿pero cómo es posible que tú no te plantees hacer algo así?”. Espero desenvolverme bien.

IMG_2400Durante el año he sido solicitado como experto en multitud de ocasiones, y todavía me pregunto por qué. He viajado bastante a la Europa del Este, pero he seguido sin encontrar tiempo para hacer mi propio trabajo. Espero que me ayuden cuando yo lo pida; está siendo una fuerte inversión en karma.

Este año he descubierto que el liderazgo no es algo externo, sino que debe nacer de uno mismo y de sus creencias, actitudes y acciones. Creo, tras haber asomado la mirada a este gran tema, que el liderazgo, la autoayuda y las religiones no están tan separadas ya que, en el fondo, todos buscan la mejora de uno mismo y alzarse por encima de las limitaciones.

A lo largo del año la situación laboral ha empeorado notablemente, pasando de una situación regular a suspensiones temporales de contratos y finalmente a acciones más traumáticas. En momentos así es difícil recordar que el enemigo es el mercado, la situación económica, y no la organización para la que trabajas.

img_6814He descubierto que me gusta hablar y presentar en público aunque lo pase fatal. Me he dado cuenta de que soy capaz de empatizar y entender a los demás. He asumido que todo es cambio y que navegamos nuestra realidad pretendiendo que no lo sea. Nadie me ha enseñado nada de esto y creo que tengo que explorar todas estas cosas.

Si algo no ha cambiado, sin embargo, es que los días siguen teniendo 24 horas y que sigo durmiendo menos de lo que debería.

Esto es bueno: mis ganas de hacer cosas siguen siendo superiores a todo lo demás. Y por supuesto que sigo creyendo en esto:

Calvin-Hobbes

Disfrutad del verano.

¿Una revolución?

Publicado por · 4 Comentarios 

Estamos de vuelta de la manifestación organizada por DRY. Hemos ido toda la familia y no hemos sido los únicos en tomar esa decisión: había muchos niños de diferentes edades.

Sin embargo, nos ha quedado la sensación de que no ha sido masiva. No había la impresión de que hubiera tantísima gente (que sí que había, pero no era multitudinaria). Las cifras oficiales o extraoficiales lo acabarán confirmando o desmintiendo.

La novedad es que en esta ocasión la convocatoria ha sido global. Muchas ciudades de diferentes países se han unido a la iniciativa. ¿Es esto el inicio de una revolución a escala global? ¿Escucharán los poderes la voz de la calle? Está claro que hay una necesidad de cambio, y hay dos formas de hacerlo: evolución del propio sistema o revolución por un agente externo. ¿Dónde estamos y adónde vamos?

Me impresiona que la sociedad norteamericana se haya comenzado a mover, aunque tienen muchos obstáculos por delante. Personalmente encuentro sobrecogedores estos testimonios que prueban que no todo reluce en el país de las oportunidades. Opiniones de expertos van en la misma línea.

¿Qué ocurrirá? Estamos en una época verdaderamente emocionante en todos los aspectos.

Bienvenido

Publicado por · 1 Comentario 

Quiero dar la bienvenida a Xavi a la blogosfera. Estoy seguro de que tiene muchas cosas interesantes que contar.

Nuevas actividades

Publicado por · 3 Comentarios 

Ya tengo nombre para las actividades que voy a realizar en el trabajo: Product Manager.

Ahora estoy en el lado oscuro…

Yo #soy15m

Publicado por · 2 Comentarios 

Como parte del #15m me declaro una persona pacífica y condeno radicalmente todo tipo de violencia: la de los violentos infiltrados en nuestras manifestaciones, y la del Estado, que ha causado más dolor y heridos. Además, condeno la manipulación mediática que enfatiza la información sesgada, parcial o errónea con el propósito de demonizar a los ciudadanos.

Si me manifiesto en la calle es porque:

  • Mi participación como ciudadano se ha reducido a votar a listas cerradas cada cuatro años para ver cómo los representantes de los ciudadanos no respetan lo prometido en su programa.
  • Se hacen leyes a favor de grupos de interés en vez de hacerlas a favor del conjunto de la sociedad.
  • Se invierten recursos públicos para ayudar a minorías poderosas, y no a quienes están pasando situaciones desesperadas ocasionadas por la especulación financiera.
  • Los grandes partidos están más preocupados por mantener su poder que por ofrecer soluciones para superar esta crisis histórica.
  • Está a punto de firmarse un “Pacto del Euro” que consiste fundamentalmente en medidas para reducir la inversión pública en servicios esenciales.
  • Desde diferentes órganos del estado se ha insultado a los ciudadanos, e incluso se ha justificado el recurso a la violencia contra manifestantes pacíficos.

Como parte del #15m, acepto y respeto la diversidad ideológica del movimiento. Cuando participo en una manifestación no reclamo un régimen o una ideología en concreto, ni un modelo social no democrático, ni la eliminación de los partidos o los parlamentos. Lo que reclamo es una democracia mejor y más humana que, entre otras medidas, necesita urgentemente:

  • Cambios en la Ley Electoral para permitir una mejor y más directa representación de los ciudadanos en los parlamentos y una mayor participación ciudadana en las decisiones importantes.
  • Aprobación de una Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para obligar a la publicación en formatos adecuados y reutilizables de todos los gastos, decisiones y reuniones con grupos de presión por parte de funcionarios y cargos públicos.
  • Tolerancia cero a la corrupción de candidatos y cargos públicos, y controles ciudadanos para la exigencia de responsabilidad política.
  • Separación clara, real y efectiva de los poderes del estado.
  • Control fiscal efectivo de grandes fortunas y operaciones financieras; eliminación de privilegios fiscales a cargos electos.
  • Políticas encaminadas a solucionar de forma efectiva los problemas hipotecarios y de vivienda.
  • Servicios públicos de calidad, fundamentalmente salud, justicia y educación.
  • Eliminación de las leyes que permiten el control administrativo de Internet. La red ha demostrado ser esencial para la libertad de expresión y para responder al peligro de manipulación mediática.

Por todas estas razones volveré a salir pacíficamente a la calle el 19 de junio, #19j.

Si estás de acuerdo, aprópiate del texto y divúlgalo (enlace al documento original)